Interés general
Ginecología
Ginecología Inf.Juv.
Obstetricia
Clinica Médica
Nutrición
Salud Mental
Dermatología
 
Columna del Dr. José María Méndez Ribas |
Médico Ginecólogo |


¿Qué es el climaterio y cómo debe tratarse?


Es una crisis existencial NORMAL que ante los mismos cambios hormonales se expresa psicológicamente en forma VARIABLE de acuerdo a la historia biográfica previa. Ocurre entre los 45 y 55 años y dentro de ese lapso aparece la menopausia (cese definitivo de la menstruación). La primera función del ovario que se altera es la ovulatoria (ciclos irregulares) y luego la hormonal por disminución de los estrógenos y progesterona (menopausia). Estos cambios hormonales a su vez pueden producir modificaciones a nivel del cuerpo (redistribución de la grasa corporal), metabólicos (aumenta el colesterol, disminuye la osificación de los huesos) y alteraciones transitorias variables en la esfera psicoemocional (depresión, cansancio, disminución de la libido). También, al descender los estrógenos, en un grupo de mujeres se altera la termoregulación en el sistema nervioso y aparecen tuforadas periódicas de calor seguidas de transpiración.

Con el aumento de la expectativa de vida, la mujer transita un tercio de la misma (25 años) después de la menopausia, por lo cual debe entender que con el cese menstrual no declina su vida, sino sólo la etapa reproductiva y que comienza otra, que bien valorada, es tan fructífera y placentera como la anterior.

Para ello debe consultar y corregir los síntomas que hemos resumido de acuerdo a cómo se presenten (tratamiento personalizado).

Como medidas generales se aconseja:

  • una moderada y metódica actividad física (caminata, natación, gimnasia suave),
  • no fumar,
  • evitar el stress exagerado,
  • cambios de hábitos alimentarios (dieta hipocalórica,hiposódica,baja en colesterol, rica en calcio),
  • chequeos ginecológicos más frecuentes,
  • estudio periódico de densidad ósea y utilizar, de ser necesario, los modernos tratamientos hormonales, actualmente con escasas contraindicaciones y muchos beneficios (prevención de osteoporosis).
  • Ante depresiones más severas, es aconsejable psicoterapia de apoyo.

Tratamiento Hormonal de reemplazo (THR) consiste simplemente en suministrar a la paciente en dosis fisiológicas las dos hormonas femeninas que han disminuido (estrógeno y progesterona) para revertir así los molestos síntomas climatéricos (sofocos, inestabilidad emocional, insomnio, sequedad vaginal). Felizmente hoy el médico dispone en la farmacia de las hormonas químicamente iguales a las que produce el ovario por lo cual son muy bien toleradas. Además, puede seleccionar la vía de administración de acuerdo a la situación y conveniencia: por la piel (gel, parche), oral o inyectable. No todas las mujeres precisan THR, pero si el especialista se lo indica no tenga temor: "no engordan ni producen cáncer".

El ginecólogo, después de evaluarla, le indicará la dosis necesaria en forma personalizada y hará el necesario seguimiento.

De esta manera, al estar mejor psíquica y físicamente, podrá disfrutar de esta nueva etapa logrando así, un equilibrio interior que le permitirá conseguir una mayor plenitud intelectual y sexual durante muchos tiempo después de la menopausia.

Consulte al ginecólogo para que la asesore y evalúe su estado hormonal.

Si desea recibir más información haga click aquí